Hemos encarado estos últimos días del trimestre tras un breve descanso por carnavales, por lo que tanto el lunes como el martes pasado las bicis se tomaron un pequeño respiro. Estas últimas clases las hemos dedicado a repasar todo lo que hemos aprendido y a la vez divertirnos jugando. Así pues, decidimos mandarles al “mercadillo” de Soy Bici. Para llegar hasta él, tenían que atravesar un camino lleno de obstáculos y dificultades en el que demostrar la habilidad y destreza que han adquirido en el manejo de sus bicicletas. Este camino además tenía señales de tráfico e intersecciones, y por lo tanto también debían demostrar todo lo aprendido durante las sesiones de seguridad vial. Por último al llegar a las tiendas de alimentación, tenían que elegir bien los alimentos que comprar, demostrando los conocimientos sobre los nutrientes y sus propiedades. De esta manera, de una forma divertida, hemos refrescado los conocimientos que alguno tenía un poco olvidados después de tantas clases.

Como hemos tenido muy buenos alumnos/as y esta era la última semana que hemos pasado con ellos, que mejor manera que agradecerles los buenos ratos que nos han hecho pasar que con una clase en la que jugaron y se divirtieron con sus bicis. Además les teníamos reservada una sorpresa y es que han tenido la ocasión de subirse a bicicletas de carretera y así comprobar cuales son las sensaciones que se tienen al montar en las mismas bicis que los ciclistas que ven por la tele. Ellos mismos se encargaron de destacar las principales diferencias entre las bicicletas de montaña que habitualmente han usado con estas otras. Y como no, lo que más les ha llamado la atención han sido el grosor de las ruedas y la forma del manillar.

Y hasta aquí ha llegado nuestra aventura con ellos, aunque no dejaremos de vernos ya que la gran mayoría de colegios repetirán con nuevos chicos a partir de la semana que viene cuando comencemos por tercera vez este curso con el proyecto. Ahora nos esperan nuevos alumnos de otros cursos, que con mucho interés ya se han encargado de preguntar a sus compañeros sobre las clases. Tan sólo terminamos en el colegio Santísimo Rosario, pero esperamos que sea solamente por este curso, porque la gran acogida y todo lo que se han volcado con este proyecto, hace que estemos deseando volver el año próximo.

También nos alegra mucho ver la afición que hemos despertado en muchos de los chicos y chicas por la bicicleta. Algunos de ellos nos han contado cómo les han hecho a sus padres desempolvar y sacar del trastero las bicis para poder utilizarlas. Otros no han tenido suficiente con las clases y nos han transmitido sus ganas de competir. Deciros a los que estáis en esa situación que tanto en la Escuela de Ciclismo de la FPD Víctor Sastre como en cualquier otra estaremos encantados de recibiros y enseñaros muchas más cosas acerca de la bicicleta a la vez que competís y hacéis nuevos amigos.

Ya sea para pasear, jugar, competir o cualquier otra cosa, lo importante es que los casi 1000 chicos que ya han pasado por Soy Bici, se han dado cuenta de la utilidad que puede tener algo tan sencillo como una bicicleta y de los valores que se pueden llegar a adquirir gracias a ella. Y estamos muy contentos ya que con esto, hemos cumplido el objetivo principal de Soy Bici.

Share

No comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>