El curso sigue avanzando y con ello las clases de Soy Bici. Estas últimas semanas pese al frío invierno que estamos pasando, la climatología nos ha respetado bastante y, eso sí, bien abrigados, los chicos continúan aprendiendo y mejorando su dominio y conocimientos relacionados con la bicicleta. Después de la clase de mecánica, los chicos y chicas conocen más a fondo cómo funciona esta máquina que se mueve a base de pedaladas, han aprendido a arreglar pinchazos y otras pequeñas averías que les pueden surgir mientras dan un paseo o mientras juegan con su bici, y por último, son conscientes de la importancia de cuidarla y tenerla siempre en las mejores condiciones para evitar en gran medida esas molestas averías y que puedan disfrutar durante más años de ella.

Durante esta última semana, también nuestros chicos y chicas han tenido una toma de contacto con la seguridad vial. Ha sido en una sesión en la que han aprendido a reconocer e interpretar distintas señales de tráfico que podemos encontrarnos por la ciudad o por las carreteras por las que viajan. Para la tranquilidad de todos los abulenses, debemos destacar que las futuras generaciones están formadas por grandes conductores potenciales.

Algo que nos está ocurriendo con más frecuencia de lo habitual en estos últimos días es el tema de los alumnos lesionados. Aunque aquí nos encontramos con dos tipos de alumnos bien distintos. Por un lado chicos que para su desgracia tienen alguna lesión más o menos seria y no pueden utilizar la bicicleta por prescripción médica, y chicos con dolores muy curiosos que aparecen durante la clase y desaparecen a la hora del recreo para jugar, correr o saltar con normalidad. Para los primeros es una pena ver las ganas que pasan por poder coger la bicicleta y disfrutar junto a sus compañeros. En cambio a los del segundo grupo, que cada vez son menos también hay que destacarlo, desde aquí les diría (que seguro que alguno nos lee) que dejen atrás esos miedos e inseguridades y que aprovechen esta oportunidad, no solo de aprender a manejar la bicicleta, sino también de relacionarse y vivir muchas experiencias con sus compañeros de clase.

Han surgido bastantes anécdotas estos últimos días, y es que la flota de bicicletas de Soy Bici ha aumentado gracias a nuevos colaboradores que van sumándose al proyecto. Como es lógico, hemos tenido a los chicos y chicas algo alterados al ver bicicletas nuevas y es que cualquier novedad despierta en ellos una motivación que hace que trabajar con ellos luego sea mucho más sencillo. Para finalizar, queremos agradecer desde Soy Bici a todos y cada uno de estos fabricantes de bicicletas, ya que sin su ayuda sería impensable que pudiéramos llegar a los 1500 alumnos que durante este curso participan. Además, destacar la calidad y resistencia de todas las bicicletas que pese a los muchos golpes que llevan ya a estas alturas del curso, siguen funcionando a la perfección.

Share

No comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>